Mercados Oct/19: calma basada en expectativas de acuerdos

El mes de octubre se ha caracterizado por dos temas que nos han tenido en vilo en los mercados: el Brexit, cuya fecha límite era el 31 de octubre y, no menos importante, los acuerdos comerciales entre EEUU y China. Ambas cuestiones han cerrado el mes sin resolución: la fecha límite del Brexit ha sido pospuesta a enero, y los acuerdos no han llegado a ningún fin concreto, aparte de buenas palabras y tweets de buena voluntad.

A pesar de que ambas incertidumbres han quedado, de momento, sin resolver, los mercados han hecho caso omiso, y la renta variable subió un 2% en EEUU y un 1% en Europa, mientras los bonos gubernamentales americanos se mantenían más o menos igual a y los europeos caían. El resto de los bonos, corporativos, emergentes y de alto rendimiento, se mantuvieron ligeramente positivos, aunque sin grandes cambios.

El euro recuperó contra el USD un 2,32%, recortando a la mitad las ganancias del USD en el año. La libra esterlina subió un 3% tras el aplazamiento del Brexit, de nuevo, a enero de 2020. Por su parte, el oro se mantuvo igual a cierre de mes.

Es sorprendente la tranquilidad que se respira, en la seguridad de que los bancos centrales van a seguir siendo muy flexibles ante cualquier atisbo de adversidad. Y lo cierto es que el último empujón en los mercados americanos ha venido apoyado por noticias de que EEUU se plantea suspender los aranceles actuales sobre $112.000M de USD en bienes chinos como concesión para cerrar la primera fase del acuerdo. El gobierno de Trump está considerando bajarlos en ropa, monitores de TV planos y accesorios, sobre los que recayó un arancel del 15% desde el 1 de septiembre.

Adicionalmente, se presentaron datos mejores de lo esperado relativos al empleo en EEUU y al sector no manufacturero, que creció de nuevo en octubre. Estos datos han apoyado también la reciente subida del mercado de renta variable. Sin embargo, los datos de deficit de EEUU de septiembre salieron algo peor de lo esperado.

La semana pasada la FED volvió a bajar los tipos de interés un 0,25%, pero dejó muy claro que no continuará haciéndolo a no ser que el deterioro de la economía se materialice. La bajada última fue respaldada por Powell como un seguro contra los riesgos de ralentización global y el impacto de la guerra comercial, que ya dura 16 meses. El deterioro económico se vería reflejado en un deterioro en la confianza del consumidor y en el gasto.

En nuestra opinión, es sólo cuestión de tiempo que cambie el sentimiento. No tenemos razones objetivas para soportar una visión alcista del mercado de renta variable, y sí vemos un impacto negativo en el crecimiento económico por las incertidumbres que nos acechan a nivel global: el conflicto comercial, el Brexit, el agotamiento del ciclo económico, etc.

Arbol de decisiones Brexit Oct 2019
Evolucion clases de activo 2004_2019
Estrategia de carteras
Estrategia de inversión 2020