Mercados octubre 22: Como en julio, fuerte recuperación confiando en la put de la Fed

Los mercados han recuperado con claridad durante el mes de octubre, en particular la renta variable, que por fin nos ha dado un respiro. Todos las bolsas recuperaron salvo China, que cayó un 7,78% en el mes y acumula una caída en el año de casi el 30%. La renta fija recuperó en todas sus clases y áreas geográficas, exceptuando los bonos gubernamentales americanos y los emergentes, que perdieron de nuevo en el periodo.

El problema actual de los bancos centrales es, reconocido de forma bastante generalizada, que han reaccionado tarde al repunte de la inflación. De hecho, no fue hasta abril de 2022 que la FED paró su programa de recompra de activos, a pesar de que ya desde finales de año apuntaba la inflación al alza. Ante la gravedad de la inflación, se ha visto obligados a provocar subidas rápidas y agresivas de los tipos de interés, que ya empiezan a tener repercusiones en los datos económicos. Las expectativas del mercado de máximos en los tipos de interés de los fondos federales ha aumentado: aún después de la última subida del 2 de noviembre de 75 pbs., Powell confirmó una nueva subida en la próxima reunión de diciembre, aunque esta vez probablemente sea inferior a esos 75 pbs de las pasadas ocasiones. Es probable que la caída del precio de la energía y la recuperación de las cadenas de suministro sigan reduciendo la inflación de bienes en EEUU, pero como los salarios siguen creciendo, será difícil controlar el precio de los servicios, y por lo tanto la inflación. Los datos claves que va a observar la FED se centran en que la demanda laboral baje y que se reduzcan los incrementos salariales.

En Europa se espera una ralentización del crecimiento en la segunda mitad del año, con problemas de abastecimiento de gas y endurecimiento monetario. En linea con las expectativas, el BCE incrementó los tipos de interés en 75 pbs. el 27 de octubre. El problema es que los datos de inflación europea siguen demasiado altos en la eurozona, por lo que el BCE no puede, de momento, dejar de subir tipos. Sin embargo, parece probable que la eurozona entre en recesión ya en el cuarto trimestre de 2022, lo que sugeriría que las subidas de tipos de interés deberían parar a principios de 2023.

Los bonos corporativos y de alto rendimiento han caído a lo largo de este año de tal manera que ofrecen rentabilidades a 12 meses vista parecidas a las que ofrece la renta variable. Vemos una buena oportunidad en la compra de bonos de estas rentabilidades, tanto en la modalidad de compra hasta vencimiento (estrategia «buy & hold») como, si no se tiene la suficiente liquidez para comprarlos directamente, a través de fondos «buy & hold» que están ofreciendo diversas entidades, auqnue en este calso la rentabilidad obtenida sea inferior.

En cuanto a la renta variable, el fuerte endurecimiento de la política monetaria de la FED continuará, previsiblemente, alimentando el retroceso de las acciones. Tiene sentido comprar compañías con crecimiento estable y con dividendo, que deberían aguantar mejor la volatilidad de los mercados.

El oro volvió a caer en el mes, un 1,60%, de forma que acumula una caída del 10,70% en el año. El USD contra el EUR perdió ligeramente en el mes, un 0,8%, pausando un poco la fuerte subida acumulada en el año, que es del 15%.

Mercados Septiembre 22: La inflación acosa y la FED confirma sus intenciones
Cómo invertir en deuda del Estado