Mercados Ago/21: Inconsistencias en todas las clases de activo

Los mercados de renta variable siguieron fuertes a lo largo del mes de agosto, ayudados por la aprobación definitiva por parte de la FDA de la vacuna de Pfizer para el COVID-19 para los americanos de 16 años y mayores y, sobre todo, por los comentarios negativos de James Powell en Jackson Hole, que auguran un mayor retraso en medidas menos acomodaticias de política monetaria en EEUU. La inflación sigue por encima del 2%, que es el objetivo de la FED. En la zona Euro, la inflación cercana al 3% también se sitúa por encima de las expectativas, por lo que este dato más alto de lo esperado de inflación podría instar a que se reduzcan las compras de activos – en este contexto, hay que recordar que el mandato del BCE solamente tiene en cuenta la estabilidad de precios y no considera las condiciones laborales, al menos en teoría. No se había visto este nivel de inflación en la zona Euro desde el año 2011 y fue justo antes de una fuerte caída de la renta variable europea.

Publicado a final de mes, el dato de creación de empleo de EEUU en agosto fue menor de lo esperado, lo que reforzaría la idea de que la FED retrasará la reducción de compras de activos. El paro se sitúa en 5,2%, pero el empleo aumentó en 235.000 personas vs 733.000 esperado, muy por debajo de lo que habían sido los últimos meses. Los peores datos vienen por la parte de los sectores donde hay mayor riesgo de infección por el virus (comercio minorista, ocio y hostelería) y no se debe a la falta de demanda o problemas en las cadenas de suministro. Por tanto, sí parece que la economía americana se ha visto frenada por la incidencia de la variante delta, de forma que vuelve a verse comprometida la economía. Ante estos datos y, a pesar de la inflación, parece que la FED va a tener mucha cautela a la hora de eliminar la acomodación monetaria actual. Puede que la reducción de compras no empiece hasta final del 2021, o incluso principios del 2022, sobre todo si persiste el riesgo de infección los próximos meses.

Mes mixto para la renta fija, con subidas en los bonos emergentes y de alta rentabilidad y caídas en el resto, corporativos y gubernamentales.

Los próximos meses deberíamos ver cierto incremento de volatilidad ante los posibles cambios en los estímulos fiscales y monetarios, retiradas de compras de activos, inflación, y unos mercados que continúan tocando sucesivos máximos. Esta situación podría suponer una pausa en la recuperación del crecimiento global, aunque las perspectivas actuales para los próximos 6 a 12 meses siguen pareciendo buenas para el crecimiento. El mercado de renta variable japonés ha tenido una subida fuerte durante el mes de agosto, un 2,95%, en lo que parece una rotación de la renta variable hacia mercados más desfavorecidos, como también es el caso de China.

El oro sigue cotizando de forma bastante estable alrededor de los 1.800 USD/onza y el dólar recuperó aproximadamente 0,5% en el mes. La caída de la demanda de crudo ante la preocupación por la variante delta provocó la caída del precio de casi un 7,5% en el mes.

Esta situación de los mercados es tremendamente inconsistente en cuanto al comportamiento de todos los activos y seguimos considerando que hay que estar muy atento a posibles cambios en algún momento de los próximos meses.

Mercados Jul/21: Datos macro sosteniendo los mercados
Mercados Sep/21: Termina un trimestre sin ganancias para la renta variable